Estás visitando: China

La última parada en el mundo chino.

Star Ferry.

Si tuviera que comparar a Hong Kong con algo, sin duda seria con aquellas competencias por meter toda la gente que se pueda en un Fiat 600; y es que el número de personas que habita este pequeño conjunto de islas montañosas es realmente impresionante. Cada espacio de la ciudad ha sido construido pensando en la funcionalidad antes que la comodidad. A tal punto ha llegado la densidad de la ciudad, que los enormes edificios se empinan tan cerca uno del otro que en la mayoría sería posible pasar al de al lado saltando (como lo hacía jackie chan en sus peliculas viejas).

[…]

Me subí a un tren y llegué al futuro.

Treinta horas en tren…y al fin estábamos en Shanghai, nuestro ultimo destino en China. Los sentimientos al momento de llegar eran encontrados, pues se dicen muchas cosas acerca de distintas ciudades de este País, y finalmente al estar ahí y recorrerlas uno siente que son lindas e impresionantes, pero que falta ese algo mágico que convierte un lugar lindo en algo encantador, por lo que Shanghai podía no ser la excepción.

[…]

Alrededor de Sichuan.

Casas y banderas en el cerro.

Ya con las pilas recargadas nos dispusimos a recorrer la region de Sichuan. Esta region ubicada casi al centro de china, limita al oeste con el tibet, al que lamentablemente no podiamos ir, pues a la fecha, el gobierno pide para otorgar la visa un grupo de al menos 5 personas ( o pasaportes, lo que facilita las cosas pues no es necesario que vayan los cinco, solo necesitan presentar los cinco pasaportes de la misma nacionalidad a la hora de postular a la visa). Este trámite se hace a través de una agencia de viajes, quienes “auspician” tu visa; existen casos de extranjeros que entran al Tíbet a la mala, sin embargo el riesgo de que te controlen es alto, mucho más en estos momentos dado que se vienen las elecciones del “partido”, y el castigo es basicamente tu expulsion del país, y la imposibilidad de volver a pisar China.

[…]

Chengdu: tierra de ajíes y pandas.

Esta vez optamos por pagar un poco mas y viajar en “cama dura”, un rectángulo de aproximadamente 1,85 mts de largo en el que te puedes ir acostado. Por suerte no fue tan incomodo como otras ocasiones, y 22 horas y 5 minutos después de haber dejado Lanzhou,ya estábamos en Chengdu; capital de la provincia de Sichuan, al Oeste de China.

[…]

Un forzado cambio de planes II: De lo bueno poco, y esta vez, bien poco.

Calle princial, de Xiahe, provincia de Gansu.

Queriamos hacer algo diferente, por lo que decidimos dirigirnos hacia la provincia de Gansu, hacia el noroeste, se trata de un estrecho corredor atrapado entre dos cadenas montañosas, y desde donde pretendiamos movernos en bus hacia el sur, hacia la provincia de Sichuan, atravesando las montañas a mas de 4000 mtrs de altura, para asi dirigirnos hacia el sur, a la provincia de Sichuan. Cuenta la historia que el viaje debia partir en Lanzhou, capital de la provincia, desde donde tomariamos un bus con direccion al sur, a Xiahe, para luego continuar hacia Langmusi; luego ya entrariamos en Sichuan, en Zoige, para luego seguir a Songpan y luego llegar a la capital de la provincia, Chengdu; todo por bus. El principal atractivo de esta ruta es que en esas alturas la mayoria de los pequeños pueblos son habitados solo por gente de la etnia Amdo, es decir, Tibetanos, y de cierta forma es la unica manera de poder sentir y apreciar algo de aquel mistico lugar fuera de sus fronteras.

[…]

Visitando los guerreros de terracota.

Nuestro tren salia a las 09:30 PM, desde la estacion oeste de Beijing. Habia algo de nerviosismo en el aire, pues solo sabiamos que una vez que bajaramos del metro, debiamos salir hacia un cierto lugar, donde tomariamos un bus misterioso que nos llevaria a la estacion. Y asi fue que salimos a la superficie, y vimos que habian como 5 buses distintos, todos agolpados de chinos con maletas que trataban de subir freneticamente, empujandose unos a otros (aun no entiendo esa fascinacion por entrar antes que el resto a cualquier lugar).

[…]

De la China comunista solo queda la censura.

Volvi con algo de ansias al mundo “Chino” (por llamarlo de forma generica), pues habia estado intentando aprender algo del idioma mientras anduve por Taiwan y queria seguir en eso. Mientras caminaba por los pasillos del aeropuerto hacia inmigracion trataba de hacerme una imagen de Beijing; imaginaba grandes edificios de corte sovietico, muchas bicicletas, autos rusos y chinos, los simbolos del partido comunista por todas partes, y edificios grises y deprimentes. No podia estar mas alejado de la realidad, pues me encontre con una ciudad con una infraestructura completamente desarrollada; avenidas gigantes; Porsches, BMW’s, Mercedes Benz y Range Rover por doquier, con suerte uno que otro Great Wall y Chery, pero eso seria; los simbolos comunistas y edificios sovieticos tan solo en ciertos lugares emblematicos, y lo gris y deprimente se ve opacado por los edificios modernos que se elevan a lo largo y ancho de esta ciudad.

[…]